lunes, 27 de abril de 2009

Maternidad



Hace poco leí un artículo sobre la maternidad y en el texto se decía algo así como que “el cuerpo de la mujer pide hijos”.

Aunque estaba escrito con el mayor de los respetos y una mirada maravillada frente al milagro de la procreación (la cual comparto); no pude evitar sentirlo como una opinión reduccionista, netamente biologicista, de las que no aportan a la diversidad que se plantea en estos tiempos.

En estos temas, como todavía en tantos otros, circulan conceptos muy arraigados en nuestra cultura que generan sufrimiento o sensación de desadaptación cada vez a más personas que han desarrollado otro punto de vista, o evalúan otras opciones tan válidas para su vida como que la mujer PUEDE ser madre.

Creo que es importante tener en cuenta que, la mayoría de las veces, la mirada que enjuicia la diferencia o no la contempla, no es más que la imposibilidad de expandir la conciencia y alma. Sentimos al otro como amenaza cuando su apuesta difiere a la nuestra, a la esperable, es superadora o simplemente trasciende todos los sentidos que circulan como “apropiados” o “correctos”; aún cuando los mismos sean absolutamente adaptativos y generen felicidad.

La idea de la maternidad sigue tan incrustada como función, misión, valor y madurez de la mujer, que muchas de ellas no pueden relativizarla; y buscan tener hijos, incluso, a pesar de sus propios deseos de no tenerlos. Creen que DEBEN ser madres como si esa función biológica supone “enfermedad” sino se activa.

Algunas mujeres piden hijos reales, porque de todos modos ya son madres simbólicas de todos los proyectos en los que participa. En cualquiera de sus roles, a las mujeres se les pide (“o se le espera”) que despliegue cualidades maternales para ayudar a que la cosa funcione. (Pareja, trabajo, etc.).

Otras necesitan tenerlos por todo lo anterior y/o para "mal compensar" carencias personales.

Hay que ser mujer para ser madre, pero NO HAY QUE SER MADRE PARA SER MUJER.

Se requiere una evolución personal para asimilar esto y poder elegir; pero también una evolución social al respecto que acompañe ese proceso y no lo obstaculice con sentidos instituidos que parecen verdades absolutas a las cuales HAY que responder.

La maternidad, la cualidad maternal en sentido amplio - no sólo la biológica - es una elección de vida y no un lugar donde necesariamente debe ubicarse la mujer y a la mujer.
Para esto hay que ser responsables con lo que significa dar vida. Hombres, mujeres y la sociedad toda deben madurar en este mismo sentido y en otros en los que se verán interpelados, por efecto colateral.

11 comentarios:

  1. Ya lo dije, y lo repito de nuevo: "Lorena Presidente"

    Escuché a alguien hace poco decir que la mujer "utiliza" al hombre para ser madre, el hombre en este caso se convierte en un vehículo, y aunque este vehículo venga con ciertos desperfectos de fábrica la mujer se anima a encarar una carrera que muchas veces (al menos en la mayoría de los casos) conlleva grandes circuitos, con bellos paisajes, y momentos de crecimiento mutuo.
    Voto por muchas carreras que nos enseñen algo y nos hagan evolucionar, y que no nos dejen en boxes con la primera vuelta. Ajusten las gomas!

    (sigo con poca onda)

    Besos

    El Grano

    ResponderEliminar
  2. Creo que cuando los planes educativos orienten sus metas a "concientizar" sobre la relatividad de la cultura y de los mandatos sociales y generacionales van a empezar a "educar" personas sobre el camino de la felicidad.
    Tu blog educa.
    un beso grande

    ResponderEliminar
  3. Coincido con Alejh, por ahora es un "ir contra la corriente", el día que se empiece a enseñar a nivel instituciones (y no en un cuarto de psicólogo, años después de lo ideal) la importancia de seguir el propio camino, más allá de los mandatos, todo va a ser más fluido (no dije más fácil a propósito jaja, porque la libertad también nos complica).

    Dejo una definición de maternidad que encontré, y que me gusta, me hace bien pensarla así:

    Maternidad: la experiencia de nutrir, criar, ocuparse profundamente y ser responsable por un niño propio, o un niño adoptado, un animal o un proyecto que ayude a otros.

    Tener hijos biológicos no es la única forma de encauzar el ser maternal. Para las que queremos serlo (dije: las que queremos, no necesariamente todas), las opciones abundan... y quizás a veces sea más sano elegir otras formas. Y otras veces simplemente no se puede elegir. Por eso creo que está bueno tener una definición amplia de la maternidad y desarrollarnos libremente en alguna de sus facetas, sin culpas y sin frustraciones. Más a la medida de cada uno. Porque eso da más posibilidades además, de hacerlo mejor.

    Como siempre, Lo, una genia.
    besos

    ResponderEliminar
  4. Campanita!. Me encanta todo lo que decís. la profundidad, cuidado y calidez de tus palabras. (así sos!).
    Tus aportes son muy enriquecedores. Muchas gracias! besos

    ResponderEliminar
  5. Campanita me encanto la definición de maternidad realmente; Generalmente adoptamos automaticamente todo lo que nos inculcan, al punto de ni siquiera darnos cuenta cuando caemos en contradicciones; Fijate que decimos "nave Nodriza", o "Matrix", ó hablamos de "matrices" en matemática ó "matriz" cuando nos referimos a "madres" de algo, y que no necesariamente son "hijos". Muy bueno tu comentario.

    ResponderEliminar
  6. maternidad es "dar" dar mucho, constantemente y siempre hasta que no estemos mas .
    No todas las mujeres estan dispuestas a "DAR" . Dar amor ,dar atencion, dar sabiduria, dar limites, dar emocion, dar lo que recibimos. Y la que no recibió sabra dar?. vero cozzi

    ResponderEliminar
  7. Es difícil que alguien que no haya sido ubicado en el lugar de hijo primero, pueda constituirse como madre o padre de la manera mas sana posible.

    Creo que lo importante es "dar amor, mucho,constantemente y siempre hasta que no estemos más", como dice Vero. Pero estoy convencida de que eso no queda definido como capacidad de una persona por el hecho de tener o no hijos.

    Los hijos, entiendo, PUEDEN SER y en el mejor de los casos, una feliz consecuencia de dos personas que sean capaces, primero, de dar amor a la existencia.

    Gracias a todos por dejar sus opiniones y permitirme reflexionar más con uds.

    ResponderEliminar
  8. La verdad que no estoy de acuerdo para nada...La mujer y el hombre como todo animal esta biologicamente preparado para reproducirse. Solo desde hace unos pocos cientos de años existen opciones y sistemas mas o menos efectivos para elegir CUANDO tener hijos o SI tener hijos o no. Es muy respetable elegir no tener descendencia biologica por la razon que sea, pero no me parece para nada apropiado equipararlo o sustituirlo mediante una racionalizacion forzada a otras maneras de realizacion personal. Ninguna persona que haya tenido hijos, alguna vez, podria compararlo o equipararlo a "un animal o un proyecto". Como analogia, sólo una persona que nunca ha tenido un orgasmo puede equipararlo a comerse una porcion de torta.
    Si una mascota se enferma o se muere lo lamentaras un tiempo y lo recordaras; la perdida de un hijo te marca de por vida. Un proyecto te puede salir mal o bien, podes ganar plata, perderla, o ganar el premio Nobel. Podes abandonarlo, postergarlo, cajonearlo o trasferirlo a algun colega. Podes pedir ayuda, puede pasar de un proyecto individual a colectivo y viceversa...Podes abrirte del mismo o eliminar todo rastro de que lo intentaste...(Lo se, he tenido proyectos, he tenido mascotas y he tenido hijos.
    Ahora, piensen si eso es viable o meramente concebible con la paternidad o maternidad (al menos dentro del universo de personas conservadas, lucidas y orientadas en tiempo y espacio). La maternidad/paternidad te enfrenta a un monton de fantasmas que hay dentro de uno. Miedos y cuestionamientos de esquemas de nuestros predecesores. Tambien te llena de una alegria inigualable y plena, asi como te enfrenta a responsabilidades y toma de decisiones... Hay que ser valiente para atravesar todo esto, dando lo mejor de si mismo llevando un hijo de la mano por el camino de la vida. Arriesgarse a trascender en la vida, es tambien transmitir los genes y las vivencias y porque no?, elegir como queremos que sea la ultima parte de nuestra existencia.
    En sintesis: No vendo a la maternidad/paternidad, estoy seguro que no es para cualquiera y cada quien tiene derecho, hombre o mujer de la orientacion sexual que sea a elegirla, pero si van por el camino del NO, entiendase que no hay substitutos.

    ResponderEliminar
  9. Paola, gracias por dejar tu comentario; sabes que el espíritu de este escrito no contradice tu opinión, al contrario.

    Lo que propongo es que se respete el derecho a elegir NO ser madre, y que aquellas mujeres que deciden serlo sean más conscientes de lo que moviliza su elección; es decir que sea un proyecto deseado y no una necesidad de cumplir con un mandato para no sentirse desadaptadas socialmente. Esto ocurre muy frecuentemente.

    La idea no es plantear sustitutos para la maternidad. No los hay. La idea es promover el respeto y la mirada saludable para aquellas mujeres que toman otra vía de realización, que no incluye la maternidad que, por supuesto al menos para mí, no es comparable con otra cosa; y descomprimir a aquellas en la que los instituidos sociales están contaminando la búsqueda y concreción de sus verdaderos deseos (sean cuales fueren).

    Entiendo a lo que vas, hay personas que sí proponen (o se defienden de los mandatos culturales en este sentido) con la idea de sustitutos; pero no es lo que yo planteo sino estaría reforzando la creencia que opera como "máxima" y que intento cuestionar.
    Si hay que justificar o buscar sustitutos a la maternidad es porque entonces el mandato de que toda mujer debe ser madre sigue operando, y lo que considero es que esto no tiene por que ser así. Hay muchas mujeres que sufren en silencio a causa de esto... y no me parece justo.

    Si se puede ser "madre" (como no serlo, no todos detentan la cualidad de lo maternal) de cualquier proyecto; pero con esto no quiero significar que ser madre de un proyecto laboral, por ejemplo, sea lo mismo que ser madre de un ser humano...

    Valoro mucho tu aporte.

    Gracias!

    ResponderEliminar
  10. Me encantó, y lo decís muy delicada y contundentemente : ¡FELICITACIONES!
    Me parece que es una mirada que muchas mujeres,con y sin hijos, deberíamos replantearnos, en cuanto a la maternidad y a un montón de otras cosas.
    Gracias por este nutricio compartir! Otra cereza para atesorar..
    Fer.

    ResponderEliminar

Cada comentario florece y da sus frutos en el Tiempo de las Cerezas. ¡Aprovechá, es la temporada!