lunes, 20 de abril de 2009

¿Falta o abunda?

¿Falta o abunda?.

Soy una persona intensa, pasional. Más de las veces prefiero la pena a la quietud de algún lugar seguro que no me haga sentir.

Las pasiones no son pasibles de ser manejadas, existen como pasiones y soportan muy poco los esfuerzos de racionalización. Está bueno "huracanarse" y no está mal "poner en el ojo el huracán" como una solución de compromiso conveniente. ¿Una abundancia acotada para que sea posible es igual a la falta?

Cualquiera sea el estilo de nuestra existencia, aún aquel que nos mantenga en un eje cercano a la plenitud, siempre sentimos que "algo" nos falta. Ultimamente pienso que no falta nada, en todo caso abunda y no podemos estar tranquilos con nuestras elecciones. De esta manera ¡somos nosotros los que faltamos a nuestro presente! y así, además de no tener lo que nos falta, tampoco tenemos lo que tenemos. Mmmm... ¡que manera poco inteligente y tan común de quedarnos siempre en rojo!.

Aprender a vivir con la falta, sugiere aceptación pero por sobre todo movimiento. El vacío puede ir mutando del contenido del que carece, y así evolucionamos. La lógica del ser es multivariada.

Un movimiento intenso, profundo, comprometido genera placer en sí mismo. El lugar hacia donde vamos de seguro no existe, ese está en nuestra mente, ¡no tiene por qué existir!; pero podemos ir igual a pasear para encontrarlo tal como es.

El camino puede tener demoras. La ansiedad posmoderna no distingue procesos de fracasos. Esa es otra forma de debitar existencia innecesariamente.

Cuando lo que falta me genera angustia, apuesto a no evitarla sino a sentirla con profundidad, descubrir en ella un mensaje y tratar de resurgir desde allí con un nuevo proyecto de vida tan importante como salir a caminar y dejar que el sol me acaricie o me pegue en la cara... como que la lluvia me refresque o me moje.

No falta, abunda. Hay tanta realidad en un instante que desatenderlo y mirar hacia el futuro es un exceso de nada.

Movernos y acomodarnos en cada momento con nuestras debilidades y fortalezas de manera tal que no seamos nosotros los que faltemos en cada escena, es muy posible; tan posible que, proporcionalmente, nos sobran excusas para ausentarnos.

El miedo a hacer, ¡el miedo a ser!, es pérdida de tiempo, de experiencia, de oportunidades que se encuentran en la vida... siempre.

Todos tenemos oscuridades. Muchas veces desde ahí se ve mejor la luz, sólo hay que abrir los ojos.

11 comentarios:

  1. Sagitario, el cazador, el que sale a la búsqueda de nuevas emociones, pasión, signo de fuego... y cómo no!

    eso lo explica todo.

    excelente escrito, propongo eliminar Clarin, La Nación, que nada tiene que ver con realidades, y encontrarse con esto.

    Lorena Presidente!

    Besos
    Andrés

    ResponderEliminar
  2. Aca tu porrista reportandose, como puede, porque tuve serios inconvenientes para lograr escribir en este espacio... sin reirse ¡¡
    Apasionante.. estremecedor... y como siempre un mensaje de luz para los que no tenemos tanta ¡¡¡
    Felicitaciones por este lugar... y gracias por compartir esto ¡¡ Santi

    ResponderEliminar
  3. che
    leiste Spinoza????
    te va a cautivar su texto sobree las pasiones si no es asi
    que bueno saberte blogger... a mi me duro lo que un pedo en una canasta pero por ahi anda un blog llamado la maga... me declaro fan de tu nuevo blog y sabes...como lo digo siempre..es un placer leerte
    besos
    fer Batalla

    ResponderEliminar
  4. la verdad que tenes un talento increible !!!!!!! no esperes mas ! exponelo !!! volcalo masivamente! te apoyo a full !!!! te sigo!!!! besos vero cozzi

    ResponderEliminar
  5. Me encantó. Tenes esa extraña habilidad de darles el empujoncito justo a las neuronas que se sientan al costado del camino a rascarse la cabeza. Interpreto una hermosa invitación a transitar por el medio sin perderse de vivir los extremos; Un mensaje de equilibrio para encontrar la paz; Tus cuestionamientos filosoficos estan llenos de luz, y en definitiva otra de las infinitas maneras de reconocer que quizas gracias a los opuestos, se da la vida.Aca tenes un admirador más; Quiero leer tu nombre en las librerías para decirle a todos: yo la conozco, es amiga mía.

    ResponderEliminar
  6. Tenías razón amiga... tu blog se parece mucho a nuestras conversaciones (de todos los tiempos!).
    Me alegro de que hayas encontrado una forma más de comunicarte (igual sería imposible frenarte, se te "sale") y que esa forma nos permita a todos compartir tus pensamientos.
    Es una suerte que te tengamos, gracias por ayudarnos a ordenar este caos...

    Quién iba a decir que a los treinti.... ibamos a presenciar semejante revolución interna, como si estuvieramos naciendo de nuevo, esta vez más genuinos, empezando recién a ver un poco más claro el panorama (que debió ser algo básico pero tuvimos que descubrirlo con mucho trabajo).
    Nunca lo volvamos a dudar... es una suerte haber podido zambullirnos en las crisis para nacer de nuevo, es una virtud poder enfrentar lo oscuro, en lugar de salir corriendo.

    Y qué bueno tener ALAS como las nuestras.

    Te quiero. Gracias y felicitaciones!

    ResponderEliminar
  7. lore esto t lo escribo desde el corazon y con mis dedos ´´sabes lo q me cuesta ´´sabia de tu sensibilidad y d tu creatividad pero lo q expresas m sorprendio gratamente te felicito y aprovecho p decirt q t quiero no dejes d seguir soltando tu talento y tu interior y realmente ´´los genes no engañan ´´

    ResponderEliminar
  8. Te quiero mucho Jo, tus palabras siempre tienen un peso especial para mi. Gracias (los genes no engañan...)

    ResponderEliminar
  9. Muy bueno Lore!besos!!
    Kary(la del facebook)

    ResponderEliminar
  10. Y hojalá lo que no abunde sea ¡el miedo a ser!... hermoso todo lo que escribis Lore!
    Feliz cumple blog!! evi

    ResponderEliminar
  11. Gracias Evi!! te quiero mucho! besos

    ResponderEliminar

Cada comentario florece y da sus frutos en el Tiempo de las Cerezas. ¡Aprovechá, es la temporada!