lunes, 17 de agosto de 2009

El famoso equilibrio...


El equilibrio es necesario en todos los aspectos de la vida, y me atrevo a aseverar que incluso en aquellos en los que la actitud de mayor entrega podría considerarse la más apropiada.

La desmesura indica que hay una parte perdida o desbalanceada de uno mismo, en ese vertido de emociones - posiblemente mezcladas - de volumen desproporcionado en relación al "recipiente" en posición de recibirlas.

No estoy proponiendo limitarse: estoy proponiendo la entrega con eje en la integridad, en nuestro propio eje; el cual apuntamos a que sea cada vez más flexible con el paso del tiempo, a que se elastice sin perder la tensión que lo estructura y garantiza su existencia y eficiencia.

Hay un tensión interesante en este sentido que me tuvo elaborando situaciones por estos días. Hay una palabra, un concepto que opera habitual y naturalmente en mí, y que por estos tiempos entró en aparente contradicción con algunas ideas: EL DESAPEGO. Siempre creí en él; pero articularlo a una situación de voluntad por concretar un deseo, por momentos, me resultaba indefinible, indecible, por lo tanto librado a manifestarse sin necesaria coherencia con su valor e intención.

Resumidamente pero con el objetivo de ofrecernos un concepto paradigmático en estos tiempos de cambios vertiginosos y nuevas constelaciones de ideas, creo que:
ES IMPORTANTE LUCHAR POR LO QUE SE QUIERE,
CON TODA PASIÓN, TESÓN Y GANAS PARA OBTENER LO QUE ANHELAMOS

PERO CON EL MAYOR DESAPEGO
PARA ACEPTAR EL RESULTADO AL QUE TIENDE NATURALMENTE EL PROYECTO INICIADO,
POR SUS PROPIAS VARIABLES CONSTITUTIVAS;

Y PARA QUE NUESTRO SER NO SE DEFINA DE MANERA EXCLUSIVA
POR SU LOGRO O FRACASO, SEGÚN EL FACTOR DE NUESTRA VOLUNTAD QUE SIEMPRE OPERA ENTRE OTROS
IMPULSÁNDOLO EN SU INEVITABLE TRAYECTO.



20 comentarios:

  1. si, pero no es fácil.
    hay encrucijadas que uno no está preparado para afrontar.
    el desapego me duele como me duelen algunos resultados independientemente del logro o fracaso.
    beso lorena

    ResponderEliminar
  2. Seguro que no es fácil, y me pasa igual... creo justamente y a pesar de todo esto, que darle vueltas a este asunto sirve para que el dolor de la lucha y la aceptación se vaya en su momento sin llevarse tanto de nosotros. Besos Vir

    ResponderEliminar
  3. tiempos de cambios vertiginosos y nuevas constelaciones de ideas... me sugiere pensar en millones de años luz y la sabiduria contenida en las estrellas...
    sera que nos apegamos porque somos chiquitos..?
    y si estamos hechos de luz ancestral, el apego no sera uno de los mas duros eslabones a romper para liberar nuestra luz?
    Lore: mis neuronas hacen pilates con vos!!!!!
    besos

    ResponderEliminar
  4. Somos seres que nacemos y dependemos del apego para empezar a vivir. Son esquemas de supervivencia que cuesta flexibilizar, pero de alguna manera tenemos que lograrlo en la adultez, justamente para sobrevivir y más aún en estos tiempos.

    Necesitamos la cercanía y al contacto íntimo, estrecho! con lo que deseamos, pero en algún punto tiene que filtrarse esa luz que separe y conecte a la vez para que no nos fusionemos en el proyecto/ la persona de nuestro deseo.

    Un beso alejh!!! y que nuestras neuronas sigan "pilateándola"!!!!

    ResponderEliminar
  5. Recordé el Tao Te King al leer tu post, no se por qué. Me suena muy bien "oriental" la idea fundamental.Hay un texto, que tuve que "googlear" que me lo trajo. Aunque habla mas del desapego material.

    "Entre nombre y cuerpo, ¿quién tiene la primacía?
    Entre el cuerpo y la riqueza, ¿cuál es más apreciable?
    Entre ganancia y pérdida, ¿cuál es más doloroso?
    El excesivo apego te costara muy caro.
    El juntar muchos bienes implica grandes perdidas. Quien esta satisfecho con lo que tiene
    está fuera de peligros
    Quien sabe detenerse evita riesgos y puede
    perdurar largamente."

    Yo me apegué a la play por ejemplo. Jaja.

    Besote

    PD: linda renovación eh! me encanta este diseño. Fuiste a la peluquería también? ja!

    ResponderEliminar
  6. Ufff que tema el del equilibrio!! si le habremos dado vueltas! (yo me he mareado bastante con él, valga la redundancia) :)
    creo muchísimo en el equilibrio, pero no en el equilibrio "del punto medio", del centro equidistante de los extremos, del punto cero, sino en el punto de equilibrio que sirve para cada uno, porque todos, naturalmente estamos inclinados hacia algunas tendencias que nos ponen más intensos y por lo tanto nos tiran más para un lado o el otro y no hay necesariamente que ir en contra de eso (sino seríamos algo así como cosas tibias que no ponen el acento en nada).
    Creo en el equilibrio de buscar contrapartidas (opciones contrarias, planes B, amigas que nos cacheteen!) cuando nos vemos excesivamente volcados hacia algo que no da fruto.
    Con respecto a la idea del desapego, se me mezcla con frases del tipo "en el fondo siempre estamos solos", y "lo más importante es la relación con uno mismo", y si, claro, tiene sentido. Me parece bien luchar por lo que queremos sabiendo que asi y todo quizás no se nos dé. Que no se juege nuestra integridad en el intento... esa sería la idea, no? Me parece que sólo ahí podemos manejar el desapego, ya que lo que respecta a sentimientos... no es materia manejable...

    Lindas reflexiones, linda página nueva y también veo una longitud equilibrada! jajaja No soy de los que les cuestan los textos largos pero es cierto que facilita la lectura y la comprensión de la idea. Besitos!

    ResponderEliminar
  7. Ah! me gustó tambien la onda que le dio Mr. Ser, con su texto Tao, el tema del desapego material. Me parece muy importante (y más fácil de conseguir que el desapego a las personas/relaciones o mejor dicho a las idealizaciones de lo que queremos conseguir).
    Da para otro post!

    Besos

    ResponderEliminar
  8. Andres, como veras a mi me cuesta el apego y problamente sea por miedo al desapego!! por eso ya cambié de plantilla de Blog como 10 veces (fácil) en medio día y todavía no me decido!! jaja... El color de pelo cambia de matiz todos los meses en la peluquería... en algo se relaciona, no?. Me encantó tu aporte. el TAO es el camino del centro, del equilibrio y se mantiene de manera más natural cuando lo encontramos en nuestro interior sin duda.

    Campanita: El apego sea material o hacia otras personas en el fondo esconde lo mismo; según como lo manifiestes, no siempre es mejor apegarse a las personas que a las cosas. Con las personas tenemos el desafío de dejarlas ser como son, y eso no se consigue sin desapego.

    Los temas que me sobrepasan en emoción en general tienden a posts cortos!... aiii que encuentro una fácil resonancia en todo lo que digo. Me voy a tirar algunos objetos por la ventana, jajajaa!! besos!

    ResponderEliminar
  9. si, yo quise decir que A MI me parece más fácil de conseguir del desapego a lo material que a lo demás, no que LO SEA. Ni que sea mejor que el otro, no dije eso. Es como se me da a mí.
    El desapego a lo material en particular es un tema que me resonó de manera especial, por eso hice el comentario relacionandolo como OTRA COSA.

    ResponderEliminar
  10. Da para otro post, tal como decis. Muchas veces uno se desapega más facilmente de lo que le costó menos conseguir, y a veces de lo que le cuesta más lograr porque no se quiere dar cuenta ni siquiera de cuánto le cuesta!

    El problema se nos presenta más concientemente cuando nos costó MUCHO esfuerzo conseguir algo, nos damos cuenta de eso y así y todo tenemos que aceptar su autonomía de desarrollo, con o sin nosotros.

    Pienso en muchas cosas, en cualquier momento escibo una parte II de este tema.

    Beso

    ResponderEliminar
  11. Es un temón.
    Tampoco creo que todo se base en cuanto nos costó o no conseguirlo. Creo que puede ser así a veces, pero ese es un aspecto solamente, a veces nos apegamos de manera muy fuerte a cosas que "vinieron solas" y otras soltamos fácil cosas que tienen mucho valor y en las que invertimos mucho tiempo/esfuerzo.
    Me parece que es uno de esos temas en los que es difícil hablar de manera muy amplia, esos que requieren ser más específicos, quizás. Pero bueno, estamos, cada uno, exponiendo nuestras formas de sentir (gracias a que vos tirás la primera piedra).
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Es tan relativo todo.. por suerte nos apegamos en forma distinta a las cosas, la diversidad que nos identifica hace que el espectro tenga colores. Creo que uno va mutando esa necesidad del apego o desapego. En parte coincido con Campanita, que está haciendo mucho ruido, no creo que tampoco se base en lo que costó o no conseguir algo. A veces somos como niños, rompepelotas, que lloramos porque queremos el caramelo y cuando lo tenemos ya no lo queremos y vamos por un chocolate. Analogía muy pelotuda, pero es lo que me salió. Hoy estoy desapegado a mi cabeza.
    Da para largo el tema, mate y bizcochitos frente al río.

    Beso
    Andrés

    ResponderEliminar
  13. ay perdón si me puse ruidosa jajaja juro que no quiero, pero se ve que no puedo. Hay temas que es como si me pincharan y no los puedo sobrepasar livianito, me explayo... pero es que ando necesitando abrirme (mi amiga sabe bien por qué) y entonces en donde ayer me hubiera callado, hoy hago ruido jajaja
    soy un plomo

    y a esta hora quiero el chocolate Y el caramelo, puedo?

    ResponderEliminar
  14. Campanita, lo de "ruidosa" fue con cariño, sin ánimos de ofender. Está bueno que uno no se calle, que necesite abrirse.
    Vas a comer el chocolate y el caramelo juntos? no se puede tener todo a la vez. Ja! (o sí se puede?)

    ResponderEliminar
  15. Chicos, hagan ruido!! que encima en este caso hay muchas nueces!, también ganas de mate frente al río, caramelos y chocolates. Nada es sin consecuencias, es lo único que hay que tener en cuenta, se puede todo a la vez, pero las consecuencias cambian y, como siempre, uno elige o simplemente se la banca!! Besos a ambos

    ResponderEliminar
  16. me acabo de mandar el chocolate del que venimos hablando desde ayer! me dí el gusto mmmmm
    claro que no me ofendo MrSer :o)
    les mando besos ruidosos a los dos

    ResponderEliminar
  17. Campanita, espero que haya disfrutado de ese chocolate. A los gustos hay que dárselos en vida. Pero no se apegue a él.. que finalmente el exceso termina haciéndonos daño.
    Llegó el beso.
    Mando otro para las dos, los lleva un stripper en rollers.

    Andrés

    ResponderEliminar
  18. jajajajajaja muchas gracias!!!

    decimelo a mi, que tengo bastantes chocolates apegados en la cintura (y no parecen querer irse)

    ResponderEliminar
  19. Hola Lore!!, hola gente, que gran tema, acabo de leer todos los comentarios y son tan interesantes!. A mi me gusta pensar que el solo hecho de pensar en el apego o desapego, no es poca cosa, es el reflejo de que algo ya no nos satisface del todo, no?. Estamos como buscando algun modo mas adecuado de conectarnos, quizas mas adecuado a lo que somos en lo profundo. Me suena muy cercano el tema del miedo, quien no tiene miedos? Todos estamos llenos de temores, pero pregunto: ¿que hacemos para enfrentarlos? Lo que yo acostumbraba a hacer era construir frases o imagenes contenedoras que duraban un tiempo pero despues caducaban, dejandome otra vez tomado por un nuevo miedo. Con el tiempo descubri un concepto que hasta hoy considero de mucha ayuda, no solo para mis pacientes, sino para amigos y gente que quiero, que es el de: "espacio transicional". Este concepto lo tome de Winnicott, cuando habla del objeto transicional. Lo relaciono a un espacio interno (un yo ampliado), que nos pueda contener y preservar de los embates que vienen de afuera (situaciones o palabras peligrosas) o de adentro (generalmente aspectos superyoicos potenciados o confusiones por falta de ley). Si, claro, la pregunta es como lograrlo... Les quiero contar algunas cosas sobre lo que creo que ayuda a ampliar ese yo: empezar a estar atentos, es decir estar alertas (no paranoicamente, sino como un mecanismo natural), sobre lo que dejamos entrar o no a nuestro self. Esta bueno pensar ese espacio transicional como un vestibulo, donde seleccionamos y evaluamos que tomamos y que dejamos. Tambien ayuda el tomarse la vida como un juego(bien ludica en todo sentido), desarrollar el buen humor y buscar un proyecto que nos conecte con el deseo. Espero no haber resultado pesado, saludos a todos y beso grande para vos Lore. Te quiero mucho!,
    Hector.

    ResponderEliminar
  20. "Samu"!! amigo! qué hermoso, interesante, profundo y generoso aporte... GRACIAS! Te felicito por incluir el concepto de espacio transicional. Es un concepto muy interesante que supone compromiso, aceptación, pruebas... elaborar los miedos, ensayar los cambios mientras ya vamos cambiando. Estoy leyendo un libro sobre el mito personal de un tal Bond que plantea lo mismo, y me tiene fascinada.
    Gracias por haber dejado este mensaje. TE QUIERO MUCHO!

    ResponderEliminar

Cada comentario florece y da sus frutos en el Tiempo de las Cerezas. ¡Aprovechá, es la temporada!