viernes, 31 de diciembre de 2010

Balance

Si a pesar de todo 
hay sueños, 
ganas de construir, 
de cambiar, de creer, 
de apostar, de sentir 

el balance es positivo.



¡FELIZ 2011 PARA TODOS!

martes, 28 de diciembre de 2010

Hilos conductores


En cada acto, pensamiento y sentimiento; en cada palabra dicha y no dicha; en cada actitud hacia la vida, hacia nosotros mismos y hacia los otros, estamos tejiendo nuestro destino.

Considero que todo aquello que desarrolle nuestra conciencia del presente, responsabilidad, capacidad de amor y comprensiónde disfrute, de autonomía y valentíamerece ser vivido.

Mi deseo para este nuevo año es que abunde en estas experiencias (y aprendizajes), para que pasen a constituir la trama de nuestra vida.


Todo lo que se siembra se cosecha de alguna manera.

"Lo que eres es lo que has sido,
lo que serás es lo que haces ahora" (Buda)

jueves, 2 de diciembre de 2010

Cosas con las que tenemos que convivir I

  • Con la incertidumbre, lo tedioso y lo apasionante del devenir: ese futuro que se hace presente a cada instante.
  • Con las historias que no fueron y, especialmente, con las que sí.
  • Con la incomprensión de las personas que más amamos. (La que más duele).
  • Con lo difícil que es tratar de comprender, más allá de nuestro dolor. (Lo que más necesita el otro cuando no podemos dárselo).
  • Con el irreductible de esfuerzo que requieren todas las cosas.
  • Con ser concientes de que, muchas veces, podemos ser nuestros propios saboteadores.
  • Con los taxistas que creen que transportar a otros, es hacerlos rehenes de su mundo de "saberes  no sabidos" por un rato (¡y encima hay que pagarles!).
  • Con las emociones de nuestros entusiasmos no desarrollados. Con los desafíos que nos presenta aquello que nos gusta y que sí logramos hacer.
  • Con todas las personas que nunca vamos a ser. Con todas las personas que nunca seríamos ( y que son otros a los que tenemos "demasiado" cerca).
  • Con la persona que estamos siendo y que queremos ser.
  • Con lo inasequible de la verdad, y con su inexistencia. Con la verdad que habita en nuestra escencia y que puja por ser revelada.
  • Con el calor de Buenos Aires, que hace sentir pobre e indigno a cualquiera (¡¿quien no fantasea con poder estar de vacaciones durante los próximos tres meses..?!.).
  • Con las buenas voluntades que muchas veces son diferentes.
  • Con todo lo que es posible hacer todavía. Con todo lo que posiblemente no será.   
  • Con el todo y la nada, y con la vida que se realiza en el camino de lo posible.








jueves, 7 de octubre de 2010

Momentos clave de la vida - III

Hay un momento en la vida en el cual entendemos y valoramos la importancia de la fe: el hombre no puede vivir sin fe. Todos deberíamos tener un Dios y cultivar una religión personal basada en el amor y el cuidado de nuestra calidad de vida emocional.

Hay varias ocasiones -quizás más de las que a priori se podrían soportar - en las que se nos impone tener que mover montañas en el mismo momento en que nos quedamos sin fuerzas; pero ocurre que con confianza en nosotros mismos, en aquello que nos contiene y nos trasciende, lo logramos.

La existencia no deja de ser un misterio a respetar, mientras nos da pistas sobre como apropiarnos de nuestra misión en ella. 

Hay un momento en la vida en el cual comprendemos que somos los únicos responsables de madurar y construir desde el legado de nuestros padres, nuestras propias experiencias al momento, nuestras frustraciones y nuestros sueños. La vida no cesa en guiarnos sobre nuestros errores hacia nuestros aciertos, sobre nuestras limitaciones hacia nuestras posibilidades. Es cuestión de estar dispuestos a ver, a aprender, a desplegar un "hacer con voluntad" y desarrollar conciencia.

Las mismas leyes del Universo y ese misterio que nos envuelve, potencia nuestro verdadero ser cuando actuamos con honestidad, amor y respeto. No existe mayor logro que ser uno mismo y cuidar ese hallazgo.

sábado, 25 de septiembre de 2010

Momentos clave de la vida - II

Hay un momento en la vida en el cual es importante asumir que, muy probablemente, ciertas experiencias que anhelamos no las viviremos. A medida que crecemos, la vida por sí misma también define algunas cosas.

Hay un momento en la vida en el cual a lo que no pudo ser, deberíamos poder soltarlo como papelitos al viento de la pacificadora aceptación.

Hay un momento en la vida en el cual deberíamos poder detener nuestro mundo y mirar donde estamos parados para darnos cuenta que logramos y no logramos todas las cosas que hicimos y dejamos de hacer... en sorprendente proporción.

Hay un momento en la vida donde debemos valorar que las experiencias anteriores sean sólo referencias de lo vivido, y que lo nuevo pueda ser completamente diferente y oportuno. Nuestra actitud, siempre, es lo determinante.

lunes, 20 de septiembre de 2010

Momentos clave de la vida - I

Hay un momento en la vida en el cual deberíamos ser lo suficiente elevados espiritualmente para asumir la responsabilidad de construir ese mundo mejor del que tanto hablamos: dejar de actuar en espejo, ser amor y manifestarlo en todas las cosas que hacemos, aún en contextos adversos. Ese es el gran desafío. Ser buenos sólo cuando el mundo es bueno con nosotros es actuar por reflejo, y hasta constituye una tara del espíritu.
Los cambios cualitativamente importantes se dan cuando perseveramos en el amor a través de las situaciones en las que no nos han tratado de igual modo. Eso es ser  "independiente".

sábado, 31 de julio de 2010

Sympathy for the devil


Todos tenemos nuestro demonio. No digo todos tenemos UN demonio, porque no hay posesión por entes externos. Digo: todos tenemos NUESTRO demonio, porque todos tenemos una parte "Lucifer" (portadora de luz) que en su estado embrionario ya estaba muy por encima de todo lo que logramos ser.

El germen de nuestro yo verdadero, en algún momento, modificó su desarrollo hacia derroteros tenebrosos, que ocultan su verdadera naturaleza luminosa por efecto de un desamor primario.

Cuanto más sádico es hacia adentro, más vestido de ternura e inocencia se muestra hacia afuera.
Cuanto mas perverso es con el mundo externo, más débil y lastimado está en la oscuridad de su  alma.
                                  ¿De qué lado estas? no hay muchas más opciones.

Les deseo a todos que despierten cuando la vida los ponga frente a su demonio; que lo conozcan, descubran su naturaleza, cuándo se originó y por qué. Qué forma suele tener, cómo se presenta, en qué herida del corazón se aloja y en cuáles actitudes defensivas, contra ese dolor original, habita.

Les deseo que lo quieran ver, que experimenten el miedo, que se acerquen y comiencen a hablarle pero fundamentalmente que lo puedan escuchar y comprender. Que lleguen a convivir con él el tiempo necesario, que lo vean dar vueltas en su habitación, que se acostumbren a él hasta que no lo soporten más, que quieran escapar para darse cuenta, lo antes posible, que cuanto más huyan más se transformarán en un holograma de su existencia.

Que cuanto mayor sea la fuerza de esa huida, mas voraz e inminentes serán las consecuencias de su presencia.

Que no lo quieran tapar o acallar con sonidos de risas ajenas, porque su grito de amor puro silenciado siempre puja con estruendos. Que no lo quieran desandar porque él mismo es huella que conduce hacia la vedadera liberación. Lo mejor es poner los pies dentro de cada pisada y seguirlas...andarlas para desandar ese camino de naturaleza extraviada.

En los momentos de crisis no estamos solos, estamos en compañía de nuestro demonio. Es la única oportunidad que tenemos de reorientar el rumbo y comenzar a hacer lo que somos y vinimos "a SER"  a esta vida.


"lo mejor de nuestra piel es que no nos deja huir"
                                      "serás lo que debas ser o no serás nada"
                         
                                        (aunque intentes ser muchas otras cosas)

jueves, 8 de julio de 2010

Dicho entre amigas II

El cambio es todo lo contrario a la búsqueda de seguridad. Es "bancarse" el vacío, la angustia del vacío existencial (no cualquier vacío). Es no tener idea para donde ir, e ir igual. Es percibir la realidad amorfa y empezar a moldearla, a reconstruirla, con nuevos sentidos y sin referencias, porque las anteriores ya no nos sirven.

Creo que el mejor camino siempre es ser uno mismo, con esas ganas que sólo salen de las entrañas (las más puras). Aceptarse, amarse, amar al otro y respetarlo; y que ninguna decisión a tomar dependa de la búsqueda de seguridad; sino que dependa de la necesidad de SEGUIR SIENDO UNO MISMO.

Esperar a estar seguro, a no tener miedo, para actuar es escuchar los miedos y dejarse convencer por ellos.

Así también lo entiende Osho, en su libro "Coraje"

"No puedes ser sincero si no eres valiente.
No puedes ser amoroso si no eres valiente.
No puedes confiar si no eres valiente.
No puedes investigar la realidad si no eres valiente.
Por tanto, la valentía va primero
y todo lo demás va después"

"La persona valiente se adentra en lo desconocido a pesar de todos los miedos"


sábado, 19 de junio de 2010

Dicho entre amigas

Me gustó aquella vez en la que hablábamos de dar sin esperar nada a cambio, y porque se nos sale del corazón. Con eso, la vida hará su trabajo y los resultados siempre serán inciertos.

Se trata de HACER, SOLTAR y estar en PAZ.


A su vez, cada uno sabe cual es su límite y por qué lo necesita en cada momento. También es importante identificarlo.
Tranquilidad...  todo sigue fluyendo.


martes, 1 de junio de 2010

Apertura


Lo importante no es ESTAR DISPONIBLE.
Lo que marca la diferencia y la calidad de lo que se genera es ESTAR DISPUESTO.

Disponible: Que se puede disponer libremente de él/ella, que está lista para usarse o utilizarse. Lo asocio con una actitud pasiva, permanente e indiscriminada, por la cual permitimos que los demás dispongan de nuestra apertura y muchas veces, con o sin intención, que vulneren nuestro estado de ánimo y el respeto hacia nuestras necesidades. 

Dispuesto: Que presta un ánimo favorable y adecuado para las distintas causas. Actitud activa, situacional, discriminada, por la cual somos nosotros los que disponemos y regulamos nuestra apertura para preservar nuestro estado de ánimo y necesidades emocionales; y de esta manera, poder dar lo mejor posible en cada momento, en cada encuentro, de manera comprometida con nosotros mismos y con los demás.


Estar "dispuesto" a un cambio, a hacer crecer una relación,  a acompañar a una persona que queremos, a un trabajo, a un proyecto elegido, a enfrentar un riesgo y/o una situación penosa es lo ÚNICO que genera los mejores resultados posibles, y lo más importante aún: LOS MÁS AUTÉNTICOS...
¿Por qué? Porque están direccionados, bien y mejor intencionados, hacia esa situación.

martes, 18 de mayo de 2010

Dejarse afectar por la vida

Estuve asistiendo a un curso sobre meditación y espiritualidad basado en las enseñanzas de  Chögyam Trungpa en su libro "Shambala, la senda sagrada del Guerrero".

Las vivencias y conceptos asimilados en ese maravilloso espacio de enriquecimiento y elevación espiritual, muy probablemente los vaya reflejando e integrando en futuros escritos de este Blog; pero hoy me interesa compartir este cuento (desconozco el autor, creo que es tradicional, anónimo) que conformó el diploma que recibimos todos los participantes.

Este relato transmite una idea que siempre albergué de alguna manera, y que me parece fundamental para comprender la dinámica de la vida, lo que significa vivirla sin temores a ser uno mismo, sin resguardarnos en lo conocido cercenante, dejándonos afectar por ella, aceptando su intensidad y consecuencias de las constantes combinaciones energéticas en juego, de las cuales somos parte constitutiva.

Había una vez un rey que ofreció un gran premio a aquel artista que pudiera captar en una pintura la paz perfecta. Muchos artistas lo intentaron.

El rey observó y admiró todas las pinturas, pero solamente hubo dos que a él realmente le gustaron y tuvo que escoger entre ellas.


La primera era un lago muy tranquilo. Este lago era un espejo perfecto donde se reflejaban unas plácidas montañas que lo rodeaban. Sobre estas se encontraba un cielo muy azul con tenues nubes blancas. Todos quienes miraron esta pintura pensaron que esta reflejaba la paz perfecta.


La segunda pintura también tenía montañas. Pero estas eran escabrosas y descubiertas. Sobre ellas había un cielo furioso del cual caía un impetuoso aguacero con rayos y truenos. Montaña abajo parecía retumbar un espumoso torrente de agua. Todo esto no se revelaba para nada pacífico.


Pero cuando el Rey observó cuidadosamente, vio tras la cascada un delicado arbusto creciendo en una grieta de la roca. En este arbusto se encontraba un nido. Allí, en medio del rugir del la violenta caída de agua, estaba sentado plácidamente un pajarito en el medio de su nido...


¿Cuál crees que fue la pintura ganadora?. El Rey escogió la segunda. ¿Sabes por qué?


"Porque," explicaba el Rey, "Paz no significa estar en un lugar sin ruidos, sin problemas, sin trabajo duro o sin dolor. Paz significa que a pesar de estar en medio de todas estas cosas, permanezcamos calmados dentro de nuestro corazón. Este es el verdadero significado de la paz."


"No hay camino para la paz, la paz es el camino".

jueves, 13 de mayo de 2010

Campanhadas

Lore dijo: No encajar con la mayoría puede significar un grado de evolución superior; no siempre lo que incomoda es negativo... Hay que darle lugar a lo diferente  y experimentarlo.

Campanita dijo: Ser más evolucionado sería tener mejor capacidad de adaptarse al medio, al entorno, obtener más beneficios utilizando menos energía, ser más eficientes en nuestros pasos, sufrir sólo lo necesario, vivir más felices, no repetir errores... y eso no siempre se alcanza encajando en lo que elige la mayoría... está muy bien desencajar si eso permite evolucionar.

Otras veces desencajar es simplemente seguir otro camino, ni mejor ni peor, sólo otro.

Ningún camino nos garantiza nada pero me parece positivo tener la cabeza abierta a todo y ELEGIR.

Me inspiraron y me puse profunda! (deben ser los mates horribles que me estoy cebando...)

Feliz homenaje a todos los que salimos para el lado de los tomates alguna vez persiguiendo nuestra evolución!!


Lore dice: Si del "lado de los tomates" sigo teniendo amigas como Campanita, que toman eso mates inspiradores,
¡sin duda me quedo por acá! 


martes, 4 de mayo de 2010

DinamiZar la vida

Si bien todo está en permanente movimiento, todos los días (o cualquier día es sólo cuestión de tomar la decisión) podemos generar "un plus" a nuestro favor de algo distinto, por más pequeño que sea, que permita la activación, fortalecimiento y constante reactualización de las estructuras por las que nos movemos.

A veces basta - lo cual es mucho - con intentar desterrar creencias sufrientes y reemplazarlas por otras que nos den una mejor perspectiva.  

Autopropulsarnos en nuestro derecho a ser felices, es un deber. Este es el momento para hacerlo. "Mañana" y "ayer" no existen en el ahora.

"You have the magic touch"

jueves, 29 de abril de 2010

¡Qué sería de mi (la) vida sin el rock!

Hoy necesitaba un estimulante matutino, y el efecto "RANDOM" de mi MediaPlayer me trajo este tema.

Con las neuronas y todas las celulas del cuerpo haciendo pogo, ¡ahora sí puedo empezar el día!.

"Do you remember lying in bed
With your covers pulled up over your head?
Radio playin' so no one can see
We need change, we need it fast
Before rock's just part of the past
'Cause lately it all sounds the same to me
Oh oh oh oh, oh oh"


(Cuántos recuerdos, ¿no?)

domingo, 11 de abril de 2010

Amor es...

 
"Amar es dar lo que no se tiene a quien no es" (o "Amar es dar lo que no se tiene a quien no lo quiere”)  (Jacques Lacan)
 
En todo encuentro, hay un desencuentro estructural. En los aspectos más básicos de una relación hay malosentendidos: gestos, actitudes que uno necesita y que el otro no le va a poder dar, quizás nunca, porque cada deseo, cada persona, se constituye de historias y experiencias distintas, que nos hacen dar y esperar actitudes diferentes.

Es un dilema sin solución natural. Verlo y aceptarlo como un desafío, y no como un problema, es parte de una solución inteligente. La única forma de abordar y vivir con plenitud la aventura de una relación proviene de la voluntad y responsabilidad sobre uno mismo y su propia existencia en la cual una relación de pareja debería ser sólo un aspecto más... muy importante posiblemente; pero no definitorio ni decisivo de nuestra vida. Esto es lo que muchas veces se escucha en la conocida frase "hay que estar bien con uno mismo para poder estar bien con otro". Creo firmemente que es así.

No busquemos respuestas en el otro. En todo caso hagamos nuestra propia experiencia y encontrémoslas. En cada historia SIEMPRE hay un mensaje importante para nuestra evolución personal. 

¿Qué historia merecemos vivir? Aquella que profundice la experiencia de nuestra evolución emocional (lo cual muchas veces implica enfrentarnos con aquellos aspectos que más nos molestan, nos cuestan, nos duelen y no queremos ver de nosotros mismos... en el otro); aquella que  nos permita ser quienes somos e ir hacia donde tendemos. 

Que cada uno sea lo que tenga que ser y que las relaciones sean un acompañamiento hacia ese destino, algunos se acompañarán hasta el final y otros no.


No importa la forma que adopten las relaciones. Pueden estructurarse como cada pareja lo necesite. El mundo cambió y la sociedad insiste aún con formatos convencionales que, incluso, nada dicen sobre el amor, la responsabilidad, el respeto y el desarrollo emocional de los amantes. El matrimonio, por ejemplo, es una institución que nació cuando era necesario servirse de esa unión formal para resolver intereses económicos y  de estatus social de las familias y las personas involucradas. Hoy por hoy ese sentido es básicamente obsoleto. Hay que aceptar que cuando muere aquello que suscitó un proyecto, muere el proyecto mismo a menos que necesitemos refundarlo sobre un nuevo sentido y querramos trabajar en ello. Es posible.

 "Mejor pues que renuncie quien no pueda unir a su horizonte la subjetividad de su época" (Jacques Lacan)


Dejemos de sufrir por lo que no es, y seamos creativos con lo que hay. Es mucho si queremos verlo.

Amor es, para mi, cuidados, afecto demostrado, comunicación, aceptación con voluntad de cambio, ayuda, complicidad, transparencia y plena conciencia de la ley causa y efecto: todo lo que hacemos tiene una consecuencia en el otro y en nuestro entorno, que nos vuelve transformado de alguna manera para que sigamos aprendiendo y tengamos mayor cuidado de nosotros mismos y de los demás. 

viernes, 26 de marzo de 2010

Las Consecuencias son Inevitables

Domingos atrás, buscaba ayudar a Mateo, mi sobrino, a resolver sus tareas escolares, ya que el estaba sin ganas de abordar ese pendiente y yo tenía ganas de colaborar con eso. Me muestra un texto que debía analizar y me encuentro con un cuento "infantil" que me resultó tan gracioso como interesante, tan profundo como simple, para niños aunque más aún para adultos.


Así  como entre una cosa y la otra - y nunca mejor dicho - pasa la vida, quise compartir el relato para que cada uno piense y sienta lo que pueda sentir y pensar; como yo lo hice inevitablemente.

 La Princesa SI pero NO (Graciela Repún)

Había una princesa hermosa pero asquerosa, que se llamaba Sí pero No, que reía cuando no lloraba, y era muy buena cuando no era mala. Y desde pequeña se portaba como un angel los dìas que no se portaba como el demonio. Porque la princesa tenía un carácter complicado, aunque, en el fondo, sencillo, ya que siempre quería algo; pero no lo quería, se arrepentía  a cada rato de lo que estaba definitivamente segura. Por eso no había estudiado música ni labores, ni astronomía, ni cocina, ni esgrima, ni equitación, ni filosofía ni nada. Aunque se la pasaba dejando de estudiar música, labores, astronomía, cocina, esgrima, equitación y filosofía y...  todo lo que encontraba.
Mientras iba creciendo Si pero No había tenido pocos y muchos enamorados, que le parecían lindos pero inmundos y que le gustaban mucho cuando no le disgustaban. Sin embargo, no prefería a ninguno porque prefería a todos, y no le importaba en serio ni en broma, nada de nadie.     
Y un día, cuando ya era de noche, apareció en el palacio un príncipe simpático, pero de vez en cuando, que se llamaba Juan Aveces Mario, que se enamoró de la princesa pero no tanto, y le pidió que se casaran hasta cierto punto.    
La princesa Si pero No le contestó que para eso debía darla, aunque no era obligatorio, una prueba de amor o una de matemática. Y el príncipe Juan Aveces Mario estuvo a punto de aceptar. Un poco hizo la prueba de matema... pero no llegó a completarla, y otro poco de una prueba de algo de amor.  
El padre de la princesa, el rey Akab Allito, pensó que el príncipe Juan Aveces Mario era el marido que su hija necesitaba, aunque en realidad no estaba seguro. Para no equivocarse demasiado y acertar poco, buscó el consejo o algo parecido, del bastante sabio del reino, el famoso aunque desconocido mago, a quien todos llamaban Ted Escubrí Eltruquito. El mago fué pero vino, pensó pero no pudo, habló mucho pero calló más, y finalmente o al principio, dijo:
- "Mi rey Akab: lo mejor y lo peor será que los príncipes hagan lo que quieran, en tanto no quieran demasiado".
El rey Akab, entonces, les dio permiso para la boda, a pesar de que les dijo que se oponía.
Dicen que la boda se celebró un martes, aunque nadie está seguro de que haya sido ese día, o de que la boda se haya celebrado. Pero parece, aunque es poco posible, que los enamorados se escaparon de la fiesta justo cuando iban a comer perdices o las perdices se escaparon y se comieron a los novios justo cuando iban a ir a la fiesta.
A la princesa Si pero No y al príncipe Juan Aveces Mario se los ve muy felices juntos o separados, cuando no están llorando a mares o discutiendo a los gritos.
Les deseamos que su amor dure para siempre, por lo menos, hasta que este cuento se termine.

A mí me surgió esto:


Cuando uno no define, o no se define durante las experiencias que va transitando, el relato de los acontencimientos se empobrece, las posibilidades máximas se reducen; la historia se detiene en cada instante en el que debe comenzar, o se va desarrollando sin grandes emociones porque todo el tiempo la moción que impulsa e intenta hacer, es traccionada por su contraria. El riesgo de vivir de esta manera es que nunca se logra un vínculo comprometido, ni siquiera situacional, con las vivencias; y no hay posibilidad de aprendizaje.   


Todos tenemos ambigûedades. Cada sentimiento, cada acción, está sostenida por la negación o el rechazo de su opuesto.
  
Creo que lo importante es trascender la creencia absoluta en UNA verdad, negando otras; y/o la oscilación permanente que lleva a la inacción o a la acción lábil, carente de vida, de energía, desmotivada, generadora de relatos truncos, desapasionados.


Creo que lo importante reconocer que el universo se rige por aspectos "ying-yang" que se manifiestan en todas las cosas, y más aún... LAS HACEN POSIBLES.  
Es cierto que en el mismo momento en que decidimos tomar uno de los caminos durante un trayecto que de pronto se bifurca, se pierde cierta magia, cierta exaltación de la previa en la que "cuando aún no habíamos elegido", el mundo del "todo aún es posible" nos embriagaba de fantasia e ilusiones, de las esperanzas más parecidas a los sueños. Pero aquí también se pierde para ganar: ganamos en la concentración de nuestra energía en un proyecto determinado, despejando todo aquello que podría desestimarlo o quitarle su máximo potencial. 


Cuando la no defninición de situaciones, el andar temeroso o excesivamente cauteloso no nos permite avanzar, la infelicidad que tratamos de evitar se hace presente en la forma del eterno retorno. Se transforma en un circuito siniestro que reconocemos cuando nos encontramos siempre ubicados en el mismo lugar - por más que cambiemos de espacio físico - sintiendo  y pensando las mismas cosas. Nos desgastamos, nos viciamos de pensamientos tóxicos o vivimos una vida desafectivizada. Ninguno de esos desenlaces me parecen buena opción. 

Las consecuencias son inevitables: elegir las tiene y no elegir también
Cada uno elige, aunque crea no elegir: O somos protagonistas, artífices de nuestra propia vida, o quedamos definidos por la artificiosidad de los Otros.

miércoles, 10 de marzo de 2010

Un llamado a todas las mujeres SXXI

  • Luchen por sus sueños sin perder la dignidad.
  • Desarrollen su autonomía sin perder la capacidad de brindar; pero también de pedir y aceptar ayuda
  • Cuiden su cuerpo en la medida en que cuidan su salud.
  • De todos los roles que podemos desarrollar, elijan cuáles quieren experimentar. No naturalicen construcciones culturales. Quiebren los mandatos sociales que se suponen deben cumplir, si su cuerpo y corazón, si sus pasiones e intereses, necesitan de otra cosa.
  • No sufran por lo que se supone deben hacer: creen cultura y construyan el mundo donde quieran vivir. Ser madre, esposa, saber coser, lavar, planchar y ocuparse de "abrir las puertas para ir a jugar" son lugares electivos, no los que debe ocupar una mujer.
  • Conózcanse a sí mismas.   
  • Cuiden su corazón exponiéndolo siempre a confiar en el amor. El sufrimiento tras haber amado con respeto y sinceridad, duele pero no daña; y si aprendemos en ese proceso, las experiencias son siempre constructivas: dejarán una huella que nos ayudará a recordar por dónde no nos conviene ir, a la vez que discernir lo que merecemos. Un corazón que se endurece se quiebra , y ese sí es un daño crónico que puede ser irreversible.
  • Que todas las vivencias, aunque sean dolorosas, terminen ampliando perspectiva. 
  • No pierdan su femineidad, y sepan que debe ser valorada. Redescubranla y ¡disfrútenla!. 
  • Hay ciertos lugares que, por la salud de todos, de cada persona y de la sociedad, deben ocupar los hombres y otros que debemos ocupar las mujeres. Son puntos cruciales de la dinámica de las relaciones en los que los rasgos masculinos y femeninos se complementan sanamente, aún en su desencuentro. Indiferenciarse en los roles no debería ser un aspiracional. Lo deseable es la igualdad de oportunidades, la posibilidad de conocernos y establecer acuerdos. Eso es otra cosa.
  • Disfruten de la vida. Lloren lo que deba ser llorado, rían y abracen lo que las contenga en su escencia.

FELIZ DIA (¡VIDA!) PARA TODAS.



Mi vieja, una MUJER sabia, visionaria. En mi vida, entre tantas cosas, un fuerte conector entre las realidades Siglo XX y Siglo XXI

viernes, 5 de marzo de 2010

El uso de la libertad


Vivir libremente implica, por sobre todas las cosas, responsabilidad para con uno mismo y para con los otros, respeto hacia uno mismo y hacia los demás. Requiere honestidad, autenticidad y poder de autonomía.

Por eso muchos le temen.



El que dice ser libre y necesita de un otro que le sostenga la posibilidad de juego de su supuesta libertad, no sólo no es libre; sino que es un dependiente emocional riesgoso.

viernes, 19 de febrero de 2010

Debilidad que encubre omnipotencia



La conciencia de finitud, nos motiva a vivir.
Aquellas personas que presentan rodeos mentales, postergaciones, formas histéricas de la conducta, tendencia a la depresión, a quedarse en una decodificación desesperanzada de la vida; aquellos que en vez de dejarse inundar por los deseos que lanza o ensaya su corazón, juegan a especular con sus conductas la reacción de los otros (a quienes quieren ubicar en el lugar que les conviene en cada momento, antes de que los lleven a sentir sensaciones placenteras y/o incómodas que temen no poder manejar), creen - aunque no lo sepan - que son inmortales. Si tuvieran conciencia de la muerte, se lanzarían al amor, a las vivencias de sus pasiones compartidas en el aquí y el ahora, sin que importe demasiado los resultados.
Quienes viven sabiéndose mortales buscan ser testigos de su propia trascendencia, aprovechando la oportunidad de vivir la experiencia de ser en cada acto en relación amorosa con otros, siendo parte del cosmos y sus leyes manifestándose a cada momento.
Vivimos en la era de la sensibilidad defensiva. Muchos se muestran débiles y uno puede ver, más que en cualquier sufriente auténtico, cierto regodeo en su angustia. Encubren un sentimiento de omnipotencia por el cual no asumen la muerte, y actúan como si sus pensamientos y temores, sus perversiones a veces atenuadas por el amor que pudieron recibir a tiempo (es decir, por un "azar causal" aunque cueste reconocerlo), les permitiera conducir y reconducir la vida a su antojo.

La planificación y moderación excesiva es negación del presente, es negación de la necesidad de amor. El tiempo de decir, amar, buscar, encontrar, hacer, deshacer, levantarse y recomenzar es ahora. No me refiero a concretar grandes proyectos, me refiero a la forma del hacer cotidiano que puede acompañar de la mejor manera los emprendimientos que podamos tener.
El momento ideal está en el plano de las ideas. El momento real es este donde tenemos la posibilidad de tocar, abrazar, sentir, comunicar y dejarse comunicar en palabras y gestos.

Estamos a tiempo a la vez que en tiempo de descuento; al menos para esta dimensión de la vida si es que a la vez quieren creer en otras. Si las hubiera, de todos modos, no tendremos los registros de lo que pudimos hacer acá.

Bienvenidos a la jungla del hoy que es nuestro paraíso posible; o viceversa, lo misma da.
Hacemos bien en apostar a la vida creyendo en la muerte.

jueves, 28 de enero de 2010

¿Por dónde empiezo?

"Si quieres construir un barco, no empieces por buscar madera, cortar tablas o distribuir el trabajo, sino que primero has de evocar en los hombres el anhelo de mar libre y ancho".
Antoine De Saint Exupery



Por soñar y servirte de tus ilusiones. Por pintar con ellas los colores de un mundo que se hará posible o no, a medida que transcurra.
Por tener una cosmovisión, un sentido de la vida, de tu vida, que te motive a hacer, que potencie tu ser.
Por percibir cada instante de tu día como una pieza única de la composición que tenes y de la que anhelas.
Por dar pasos entusiastas y valorar los avances. Por sentarte a pensar, a descansar, a llorar cuando lo necesites. Por recostarte en el camino y hacerte "una bolita" cuando necesites darte calor, y dejar que el sol te tibie o que la luna te ilumine. Por descansar para calmar el mal, y levantarte de a poquito a mirar nuevamente el paisaje y volver a colorearlo.
Por no dejar que lo más cotidiano permanezca mudo, que todo te cuente la historia que vas trazando. Que el camino impredecible y errático te envuelva en su misterio, te encante, te fascine, te asuste, te detenga un poco, te impulse nuevamente.
Por entender que no existen los sentidos únicos, que cada uno de nosotros tiene el criterio de realidad que mejor lo compense en el marco del respeto hacia si mismo y hacia los otros.
Por comprender que esa "verdad" que se va definiendo en los sentidos que nos guían, las emociones que se generan y nos identifican,es la única que merece la pena... sí la pena también, porque ser uno mismo duele, pero vale más que cualquier sonrisa impostada por el cumplimiento del deseo de otros a condición de la postergación o derogación del propio.

¿Por donde empiezo? todos los días tenemos que empezar por alguno de estos lugares. Todos los días es un inicio. Y en esos inicios se plasman hechos que se convierten en metas logradas, en caminos andados, en decisiones tomadas y rumbos inciertos que se van transitando en terrenos explorados.

Si lo que prevalece es intentar sentirnos seguros por los objetos que podamos tener, por los mandatos sociales que podamos cumplir, porque los proyectos se cursen de la forma en que los preconcebimos, corremos el riesgo de perdernos (y quizás nunca saberlo) en un camino desmistificado que no nos lleve a ninguna parte interesante de nuestra existencia.


Imagen de un viaje que hice hace unos pocos veranos,
y que considero un símbolo en mi vida del hacer sin saber, pero con sentido.    

lunes, 25 de enero de 2010

Lo que NO



¿Tedio o pasión? Pasión.
¿Tedio o dolor? Dolor.
¿Tedio o incertidumbre: Incertidumbre.
¿Tedio o miedo? Miedo... (para atravesar).

"Cada uno soporta lo que puede soportar" y aunque a veces crea no resistir más ciertas angustias, hay algo que claramente no soporto, y no lo soporto porque no me ocurre y no me ocurre porque no lo genero: el aburrimiento, la falta de ganas, de vivir con el deseo de otras cosas que aparentemente nunca sucederán, de cerrarme en una vida donde se recorta del campo de las posibilidades aquello que me hace vibrar, donde queda afuera lo que soy. Ahí no soy. Soy en otros lugares más o menos felices, pero soy donde puedo ser y reconocerme a gusto.

"A todos nos sucede lo que sucede". Siempre hay algo nuestro que marca tendencia, ahí está nuestra capacidad de ser, nuestro estilo de vivir, dejando la impronta de quienes estamos pudiendo ser en cada etapa, en cada uno de los aspectos de nuestra vida.

Ahí estamos nosotros.  "Eso" es lo que se repite, define la apuesta, deja huella.  Lo demás es anecdótico, es consecuencia. Ni bueni ni malo en sí mismo. Ni más ni menos que "eso".

martes, 12 de enero de 2010

Para tu provocación...

... tengo amor y confianza en mis elecciones.
... tengo sentimientos positivos que transforman tus miserias en mis virtudes, tus limitaciones en mis amplitudes...
tu rigidez del pensamiento en la versatilidad de mi alma.



sábado, 9 de enero de 2010

Los artefactos y yo. Confesión testimonial.

Hace años que noto un extraño fenómeno en mí. Los artefactos que me rodean reaccionan a mi energía.
No sé si alguna vez les pasó, pero ocurre siempre que estoy con alguna energía "especial", algo sucede con los equipos más cercanos: pc, teléfono, aire acondicionado, microondas...
Cuando no estallo yo, estallan los artefactos a mi alrededor, lo cual me avisa que algo debo hacer con el monto de angustia/bronca que trato  de acomodar. Todo tiene su costo en la vida y nada es sin consecuencias. Uno elije.  Yo por ahora sigo arreglando o comprando electrodomésticos cada vez que  los vigentes absorben mi estridencia... creo que contribuyen a mi neutralización. Al menos logro animar objetos y no desanimar personas... (desanimar de sacarles el alma).
Siempre que me pasa me acuerdo de la escena de ET y su plantita. No es lo mismo, pero es similar.