sábado, 31 de julio de 2010

Sympathy for the devil


Todos tenemos nuestro demonio. No digo todos tenemos UN demonio, porque no hay posesión por entes externos. Digo: todos tenemos NUESTRO demonio, porque todos tenemos una parte "Lucifer" (portadora de luz) que en su estado embrionario ya estaba muy por encima de todo lo que logramos ser.

El germen de nuestro yo verdadero, en algún momento, modificó su desarrollo hacia derroteros tenebrosos, que ocultan su verdadera naturaleza luminosa por efecto de un desamor primario.

Cuanto más sádico es hacia adentro, más vestido de ternura e inocencia se muestra hacia afuera.
Cuanto mas perverso es con el mundo externo, más débil y lastimado está en la oscuridad de su  alma.
                                  ¿De qué lado estas? no hay muchas más opciones.

Les deseo a todos que despierten cuando la vida los ponga frente a su demonio; que lo conozcan, descubran su naturaleza, cuándo se originó y por qué. Qué forma suele tener, cómo se presenta, en qué herida del corazón se aloja y en cuáles actitudes defensivas, contra ese dolor original, habita.

Les deseo que lo quieran ver, que experimenten el miedo, que se acerquen y comiencen a hablarle pero fundamentalmente que lo puedan escuchar y comprender. Que lleguen a convivir con él el tiempo necesario, que lo vean dar vueltas en su habitación, que se acostumbren a él hasta que no lo soporten más, que quieran escapar para darse cuenta, lo antes posible, que cuanto más huyan más se transformarán en un holograma de su existencia.

Que cuanto mayor sea la fuerza de esa huida, mas voraz e inminentes serán las consecuencias de su presencia.

Que no lo quieran tapar o acallar con sonidos de risas ajenas, porque su grito de amor puro silenciado siempre puja con estruendos. Que no lo quieran desandar porque él mismo es huella que conduce hacia la vedadera liberación. Lo mejor es poner los pies dentro de cada pisada y seguirlas...andarlas para desandar ese camino de naturaleza extraviada.

En los momentos de crisis no estamos solos, estamos en compañía de nuestro demonio. Es la única oportunidad que tenemos de reorientar el rumbo y comenzar a hacer lo que somos y vinimos "a SER"  a esta vida.


"lo mejor de nuestra piel es que no nos deja huir"
                                      "serás lo que debas ser o no serás nada"
                         
                                        (aunque intentes ser muchas otras cosas)

10 comentarios:

  1. a veces me resulta un poco difícil, pero lo intento, te aseguro que lo intento con todo mi corazón

    brillante tu post lorena
    brillante

    te mando un beso enorme

    ResponderEliminar
  2. Un placer leerte siempre Lore,muy bueno!

    Besos
    Kary

    ResponderEliminar
  3. Esteban/ Vir/ Kary: gracias por estar siempre y abrir el corazón como yo lo abro cada vez que escribo. Los valoro mucho! besos

    ResponderEliminar
  4. Me encantó! Sorprendente la calidad del mensaje que logras transmitir Lore!!! es a lo que yo llamo dragones, pero jamas podría haberlo descripto con tanta claridad y simpleza! Es esa aceptación de lo que somos en realidad como condición necesaria para decidir ser mejor persona y sembrar la felicidad desde lo más profundo de uno mismo. Una vez más, gracias por escribir. Es un regalo muy valioso que nos das. besos

    ResponderEliminar
  5. Hola Alejh! amo la simbolización del dragón por los mismos motivos que vos describis tan bien y me enseñaste! Gracias por compartir tu evolución conmigo. Abrazo fuerte!!!

    ResponderEliminar
  6. A menudo utilizo una frase: "Cada uno es dueño de sus propios monstruos". La uso cuando el otro no se hace cargo de sus bichos y te los suelta, te los muestra en la cara.
    Y convivo diariamente con mis bichos, y porque soy humano confieso que a veces los saco a pasear donde no debo, y es cierto, me hago cargo, eso no se hace.
    Todos miramos la evolución del otro lado de la vidriera, y queremos comprarla con nuestro primer sueldo. La puta no se vende tan fácil,..., la puta no se vende, hay que ganarla. Y mientras tanto, los monstruos que nos habitan nos persiguen, nos acosan, comen con nosotros. Coincido con vos cuando decís que no hay que huirles, sino escucharlos, comprenderlos. El error está cuando después de no comprenderlos lo primero que hacemos es presentárselos a alguien, justo al que no tiene nada que ver.
    Aunque a veces me pierda en el denso bosque de la existencia, te sigo, siempre, te miro de atrás del árbol.

    Te quiero, besote
    Andrés

    PD: perdón si aburrí con mi texto, pero estaba inspirado... como hace mucho!

    ResponderEliminar
  7. Andres: hola!!! una alegría saber de vos, se que estamos en la misma dimension de la vida, donde hay arboles de amor, creatividad y fuerte emocionalidad en los que nos encontramos, refugiamos, escondemos, apartamos. todo lo necesario para "ser". Te quiero mucho tambien!! besos

    ResponderEliminar
  8. voyacambiar.wordpress.com20 de agosto de 2010, 22:57

    Muy perversa la idea de un demonio que todos llevamos dentro. Perversa en el sentido freudiano. Me encanta. Lo tomaré como inspiración para mi próximo post. Gracias por pasar siempre y tus halagos. Vení a mirar mi último post que se llama LUCES, cuando lo terminé de escribir pensé en vos. Que se yo.
    Salut!

    ResponderEliminar
  9. voyacambiar: un gusto tenerte por acá! me encantó tu comentario en mi blog y me gusta haber sido una asociación espontánea de tu post en el tuyo ... tan profundo y lleno de matices interesantes. Así somos los seres emocionales y perceptivos: te confirmo que estoy ahi en esas lineas de alguna manera. Besos!

    ResponderEliminar

Cada comentario florece y da sus frutos en el Tiempo de las Cerezas. ¡Aprovechá, es la temporada!