miércoles, 1 de febrero de 2012

Mociones

Una llave colgante que se mueve sola, se acelera cuando me acerco.
Un halo místico permanente.
Un secreto revelado desde siempre.
Un amor tan fuerte como el dolor de las pérdidas.
La atracción de la belleza.
El relieve encantador de la angustia.
La admiración por la propia valentía.
El gusto por lo diferente.
Las cosas que nunca están dadas.
Lo que siempre merece ser valorado y cuidado.
Nada es seguro, nada.
Todo es incierto, todo.
Las decisiones importantes siempre latentes y siempre ejecutadas.
El vértigo de lo rotundo.
La adrenalina de la pasión.
La locura tan cerca. Lo maravilloso de la locura.
La hipersensibilidad para captar lo tremendo de la vida, sin pedirle nada a cambio.
La música profundizando la propia existencia y cableando a tierra  existencia y deseo.
El grito de la verdad, siempre es más fuerte.
La verdad nunca velada. Las agallas que hay que tener para mostrarla y vivenciarla.
Ir al frente más allá de las propias limitaciones. Gran legado familiar, el más importante.
Construir aún con los fantasmas de la destrucción: sólo para valientes y aguerridos.
Claramente, no me gusta la gente tibia.
La plasticidad de rodearse de gente diversa. Salir y entrar sin perderse.
Lo especial de lo único.
La sabiduría detrás de lo juzgado.
El ave fénix que nunca cesa de renacer.

3 comentarios:

  1. valiente y hermoso!! un beso grande amiga

    ResponderEliminar
  2. Lindo amiga, como todo lo que escribes.
    Recuerda pasar a recoger tu premio por mi blog
    http://cubagelois.blogspot.com.es/

    Un besiño,

    ResponderEliminar

Cada comentario florece y da sus frutos en el Tiempo de las Cerezas. ¡Aprovechá, es la temporada!